91 522 84 39

Calle Hortaleza, 46 1ºB 28004 Madrid

Vendaje y Tratamiento Fisioterápico del codo

Vendaje y Fisioterapia codo

Vendaje del codo

Teniendo en cuenta el tipo de lesión, el período de inmovilización y la técnica por la que el médico se incline más, se llevará a cabo una inmovilización u otra distinta.

Además del uso de férulas y otros dispositivos distintos, se puede recurrir al empleo de otros tipos de vendaje que veremos a continuación.

Vendaje para la inmovilización del codo

Indicaciones:

  • Inflamación de la cápsula y los ligamentos.
  • Contusiones y distensiones en el codo.
  • En casos de haber sido previamente inmovilizado con yeso y se requiera otro tiempo de inmovilización a continuación, como puede ser en lesiones como determinadas luxaciones del codo.

Recomendaciones:

  • Evitar comprimir el brazo.
  • Poner el vendaje en ligera postura supina (palma de la mano hacia arriba levemente).

Tiempo de inmovilización: Entre 6 y 8 días.

Vendaje para la epicondilitis: (se buscará aliviar el codo y la muñeca)

Indicaciones:

  • Epicondilitis.
  • Sobrecarga de los músculos extensores de la mano.

Recomendaciones:

  • Evitar comprimir el brazo.
  • Conservar una postura de la articulación con ausencia de dolor.

Tiempo de inmovilización: Entre 6 y 8 días.

Vendaje para limitar la extensión del antebrazo

Indicaciones:

  • Distensiones.
  • Contusiones.
  • Traumatismo en extensión.
  • Afectación del bíceps braquial, braquial anterior y braquioradial por exceso de esfuerzo.

Recomendaciones:

  • Evitar comprimir el brazo.
  • Poner el vendaje en ligera postura supina

Tiempo de inmovilización: 4 días como máximo.

Fisioterapia en las lesiones del codo

Tipos de lesiones.

Se pueden provocar en el codo distintas lesiones con diversos grados de afección. Los traumatismos mecánicos más comprometidos son las luxaciones y subluxaciones de la articulación humero-cubital, esguinces de los flexores del codo y las distensiones de la musculatura del flexor de la muñeca.

Más raro es que se produzcan fracturas distales de húmero, cúbito, radio medio u olécranon.

Otras patologías causadas por movimientos repetidos, que provocan inflamación y degeneración en señaladas estructuras son la epicondilitis lateral (codo de tenista o tendinitis del extensor radial corto de la muñeca), la epicondilitis medial (codo de golfista) y la degeneración de la cabeza del radio y tendinitis del músculo tríceps.

Tratamiento fisioterápico.

Podríamos considerar como objetivos generales en un plan de rehabilitación de codo lo que sigue:

  1. Reducir la inflamación y el dolor.
  2. Recobrar los movimientos normales articulares.
  3. Restablecer la fuerza, energía y resistencia del codo y antebrazo.
  4. Desdeñar posibles recaídas o lesiones posteriores.

Controlar la inflamación de la articulación es primordial en una fase inical, para eludir la fibrosis articular y la pérdida de movimiento.

En esta búsqueda de menguar la inflamación del tejido lesionado tenemos dos opciones:

  • Crioterapia: Tras la lesión se puede recurrir al frío regularmente, sobre el vendaje, por lo menos cada dos horas en la fase aguda (entre 1 y 7 días).
  • Compresión local: Puede cubrirse con venda elástica el brazo entero, cuidando que el codo esté en posición de reposo y flexionado menos de 90°.

Tratamiento en la limitación del movimiento del codo

Podemos encontrar complicaciones crónicas o subagudas, como las limitaciones tras una inmovilización prolongada, una operación del codo y después de diferentes traumatismos, en los que veremos una merma del rango de movilidad. Limitación posiblemente ocasionada por un tejido blando disfuncional, pudiendo estar derivada de adherencias, contracturas y espasmos musculares latentes.

La inflamación articular puede provocar que la cápsula se distienda, desencadenando un posible espasmo muscular reflejo de los tejidos contráctiles y no contráctiles, resultando una limitación de la extensión y la supinación con mayor probabilidad.

La fribosis de la articulación y una capsulitis añadida son los problemas que pueden presentarse con la inmovilización.

Para contrarrestar estas posibles adversidades, consecuencia de la fase de inmovilidad, es fundamental empezar lo antes posible con los ejercicios de amplitud de movimiento.

Ejercicios

El fisioterapeuta a la hora de llevar a cabo la cinesiterapia, movilización del codo, no perderá de vista y respetará las limitaciones articulares, y cuidará no sobrepasar los límites de curación de los tejidos blandos, así como la regeneración de un tejido cicatricial biológico que no llegue a impedir la correcta movilidad.

Para ello el fisioterapeuta puede servirse de distintas modalidades de tratamiento entre las que podemos encontrar:
1.- Con el objeto de nutrir la articulación y prevenir la fibrosis de la misma, puede recurrir a la movilización pasiva continua dentro del rango de seguridad. Una extensión pasiva lenta (escasa fuerza / duración prolongada), previene la aparición de una capsulitis adherente y favorece que el colágeno sea más flexible.

2.- Técnicas de movilización y de tracción concretas de la articulación:

  • Las técnicas de movilización y tracción incrementan la amplitud articular o disminuyen el dolor a través del restablecimiento de los movimientos accesorios a la articulación.
  • La contracción activa de los músculos mueven la extremidad a través de los planos cardinales tradicionales produciendo los movimientos fisiológicos .
  • Tener un rango articular completo de movimiento fisiológico implica poder hacer movimientos activos normales.
  • La relación de la movilidad de una superficie articular con otra es lo que se considera como movimientos accesorios.
  • El deslizamiento y la oscilación son movimientos accesorios (artrocinemática de la articulación).

3.- Buscando elongar los tejidos deformados a largo plazo se echa mano de los estiramientos de Facilitación Neuromuscular Propioceptiva, consistentes en un estiramiento progresivo de forma pasiva o un estiramiento estático donde se ejerce una tensión un tiempo estimado entre 20 y 30 segundos.

Estas técnicas de Facilitación relajan e inhiben el músculo antagonista, logrando que el arco de movimiento se incremente permite transitoriamente.

Un ejemplo de estiramiento de las cabezas medial y lateral del músculo tríceps y del ancóneo es el siguiente:

  • El paciente se posiciona en decúbito supino (boca arriba), con el brazo ligeramente separado y el codo flexionado y un poco supinado (palma hacia arriba).
  • El fisioterapeuta se sitúa en el lateral a la altura la cabeza del paciente. Con la mano que está más lejos de éste, el fisioterapeuta coge el antebrazo dorsal del paciente próximo a la muñeca; la otra mano sujeta el brazo por su área proximal para que no se mueva.
  • Desde esa posición el fisioterapeuta lleva los dedos del paciente hacia el hombro, conduciendo una progresiva flexión con un movimiento de arco. Se puede conseguir relajar el tríceps aplicando resistencia en la flexión agonista .

Epicondilitis lateral

Epicondilitis lateral

Conocida como "codo de tenista", es una tendinitis del mecanismo del tendón extensor. Aunque reciba ese nombre no sólo se da en los tenistas, sino además en personas que ejecuten con el antebrazo movimientos rotatorios o de elevación repetitivos.

Recuperar la flexibilidad y la fuerza de la musculatura extensora y flexora de la muñeca y de los músculos supinadores y pronadores del antebrazo es el objetivo a alcanzar dentro del plan de tratamiento de Fisioterapia en esta patología.

  1. Realizar estiramiento estático de manera pasiva de la musculatura citada por lo menos 5 ó 6 veces al día, conservando la extensión entre 15 y 20 segundos.
  2. Potenciación. Es posible llevarla a cabo de manera isotónica, isocinética, y pliométrica de distintos modos. Es muy importante desarrollar La resistencia muscular, tan fundamental de trabajar, puede ejecutarse con leves pesas de medio y 1kilo, en períodos prolongados hasta que el paciente se fatigue.

En la búsqueda de recortar las posibles recidivas, hay que realizar ejercicios excéntricos y concéntricos, puesto que el debilitamiento excéntrico de la musculatura extensora de la muñeca tiene mucho que ver en las indeseadas recaídas.

Rotura del ligamento lateral interno o cubital

La actuación fisioterápica tiene que iniciarse de forma presta en el caso de que haya sido necesario recurrir a la cirugía ante una rotura del ligamento cubital.

Protocolo de Fisioterapia

0-2 semanas:

  1. Poner una sujeción que sea funcional entre los 30° y los 100°.
  2. Atender al dolor y al derrame.
  3. Conservar el rango articular del hombro y de la muñeca.
  4. Potenciar la musculatura de la muñeca: ejercicios isométricos, usar aparatos de resistencia con muelles, masilla...
  5. Movilizar el codo de forma pasiva, sin rebasar nunca los límites de amplitud de movilidad permitidos.

3 semanas:

  1. El rango de movimiento posible en esta fase está entre los 20° y los 110°.
  2. Movilización constante de manera pasiva.
  3. Mover la articulación para sustentar el arco de movilidad.
  4. Ejercicios isotónicos de fuerza de la muñeca: flexiones invertidas, vueltas...
  5. En el hombro trabajar la flexibilidad y la fuerza/ del hombro, eludiendo en todo momento la rotación interna, por crear tensión en valgo sobre el codo.

4-6 semanas:

  1. Ya en esta etapa se puede abarcar la extensión total del codo, llegando a los 130°.
  2. Si no se consigue la extensión completa forzar hasta que la articulación lo logre.
  3. Supinación, pronación, espaldera ascendente.
  4. Ejercer resistencia isotónica e isocinética activa-asistida en todo el recorrido articular libre.
  5. En la sexta semana quitar la sujeción.

6-8 semanas:

  1. Insistir en conquistar la extensión total si aún no se ha conseguido.
  2. Acrecentar la resistencia en los ejercicios isotónicos del codo.

8 semanas-4 meses:

  1. Adiestramiento en el espectro de velocidad isocinética, energía/resistencia, excéntrica.
  2. Tiene que ser un entrenamiento asintomático. Hay que tratar la sintomatología con medidas terapéuticas.
  3. Trabajar la flexibilidad y la potenciación del hombro.

4-6 meses:
Adaptación funcional para lograr:

  1. Omisión de dolor.
  2. Rango articular pleno.
  3. Desaparición de inestabilidad estática o dinámica.
  4. Alcanzar el 100% de la fuerza.
  5. Cicatriz madura por completo.
Valoración: 
Promedio: 5 (1 vote)

Contenido Relacionado

Comentarios

Tratamientos

  • Fisioterapia
  • Masaje deportivo
  • Rehabilitación

Clases y otros servicios

  • Pilates
  • Yoga
  • Restauración Bioenergética